¿Es Tik-Tok la cuna del nuevo activismo político?

¿Es Tik-Tok la cuna del nuevo activismo político?

En el mitin de Tulsa de Donald Trump asistieron unas 6.200 personas —menos de un tercio de las que cabían en el pabellón— y fue considerado un fracaso. De hecho, el discurso en el exterior del presidente se anuló ante la falta de público. La convocatoria debía movilizar a 19.000 personas, pero se le sumaron una serie de factores: el hecho de organizar un mitin en plena pandemia de la COVID-19 y en un momento de baja popularidad de Trump, las disputas por el movimiento Black Lives Matter y una movilización mundial de troleo de registros de asistencia por parte de muchos usuarios de TikTok fueron algunos de los detonantes decisivos. «TikTok se ha evidenciado como una herramienta comunicativa muy eficaz; además, los más jóvenes muestran cada vez más sensibilidad política», afirma Ferran Lalueza, profesor de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC. Según el Pew Research, más de la mitad de la Generación Z reportó haber votado en las elecciones de 2018 en Estados Unidos y se prevé una tendencia similar para las de 2020, donde 47 millones de personas de entre 18 y 29 años podrán participar.

«Que TikTok sea un espacio de expresión política y activismo es una evolución hacia su madurez. Todas las redes sociales maduran y en algún punto de ese trayecto se convierten en herramientas de ciberactivismo», explica Miquel Pellicer, profesor colaborador de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.

De vídeos musicales con filtros y coreografías imposibles, la red TikTok parece haber evolucionado hacia otras temáticas. Para Lalueza, esta madurez también se explica por un uso más amplio de esta red por parte de otros colectivos. «Sigue siendo una aplicación relativamente joven en la que prima el buen rollismo, pero ha alcanzado una masa crítica de usuarios que dificulta esa uniformidad fundacional. Con tantos millones de personas empleando TikTok, ya hay lugar para usos mucho más diversos, y eso incluye el ciberactivismo y la ideologización de contenidos», afirma.

Esta misma evolución la han vivido otras redes sociales, como Facebook, Twitter o Instagram.

«No es una cuestión de novedad, sino un salto cualitativo: pasa de ser una red adolescente e infantil a convertirse en una red que incluye nuevos públicos y donde se han vertido estrategias políticas o de propaganda política», explica Pellicer.

Ya en su momento, Snapchat se mostró decisivo ante los tiroteos en la escuela pública de Parkland y las protestas juveniles contra el uso de armas, y ahora TikTok coge el relevo. «Es una red para la expresión y el activismo político. El ciberactivismo parte de tener una filosofía en la cual todos los usuarios están conectados y, de alguna forma, estas herramientas sirven para proponer esta actividad política o ideológica»

Fuente: marketingdirecto.com

De la Democracia a la Cybercracia

BIG DATA, COMUNICACIÓN y POLÍTICA

por – José Norte –

De la Democracia a la Cybercracia

por

– José Norte

Aprovecha el Big Data

Reputacion Digital y estrategias contra el COVID-19