José Norte

Flotas de robots una realidad cada vez más presente en el mundo laboral

Flotas de robots una realidad cada vez más presente en el mundo laboral

La automatización de tareas llegará a todo tipo de profesiones, aunque afecte más a los trabajos industriales y logísticos. Esto genera la idea de baja de empleos, pero es real que a la vez genera otros que antes no existían.

Los avances de la industria robótica generan en los seres humanos, a nivel general, una paradójica percepción. Por un lado, la tecnología se considera una aliada, pero por otro, las máquinas y su capacidad para realizar labores que incluso exigen un esfuerzo cognitivo generan cierta desconfianza.

Esta inseguridad viene dada muchas personas creen que puede poner en riesgo su puesto de trabajo. Así lo refleja la macroencuesta realizada en 2020 por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt).

A la pregunta sobre el balance de riesgo-beneficios de las aplicaciones de la robotización y de la inteligencia artificial en el mundo laboral, el 34% señaló que las ventajas superan a los inconvenientes, mientras que el 53% opinó lo contrario. Y ambas partes tienen argumentos de los que agarrarse.

Según las estimaciones del Foro Económico Mundial; la automatización de tareas con la implantación de robots destruirá 85 millones de puestos de trabajo, pero a su vez generará 97.

Un balance positivo de 12 millones que, en principio, parece beneficioso. «El problema es que los trabajos que ahora se automatizan desemplean a un perfil de trabajadores que no van a poder asumir los nuevos puestos que se crean», explica Senén Barro, director del Centro Singular de Investigación en Tecnologías Inteligentes de la Universidad de Santiago de Compostela y catedrático en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial.

Para evitar que muchos de los afectados por la incursión de la inteligencia artificial queden desamparados, la formación continua en competencias digitales es importantísima. Si no, los trabajos generados no podrán asumirlos los que más los necesitan; ya que en la mayoría de casos no cuentan con los conocimientos indispensables para adaptarse a estas labores.

De la Democracia a la Cybercracia

BIG DATA, COMUNICACIÓN y POLÍTICA

por – José Norte –

De la Democracia a la Cybercracia

por

– José Norte

Aprovecha el Big Data

Reputacion Digital y estrategias contra el COVID-19